Maquinaria

20 Nov

Había quedado pendiente un reporte con mi experiencia Maquinaria.

Todo partió muy temprano, nos fuimos en una van hacia el Club Hípico, todos muy emocionados. El primer problema fue que llegamos y no podíamos llegar al escenario donde tocabamos, nos dimos mil vueltas y se hizo tarde, abrieron las puertas de la gente y tuvimos que pasar con la van entremedio, fue muy jugoso. Al final logramos llegar 30 minutos antes de tocar, entonces fue todo muy flash y no alcanzamos a probar sonido. La tocata salió bacán y había harta gente viendonos y coreando las canciones.

(Fotos por Marcos Bustos)

(Foto de Emol)

Como tocamos a las 3 pm, quedamos con el resto del día libre para ver las bandas.

(Foto tomada con mi celu, justo después de tocar y cambiarme de ropa)

Pero antes, nos llevaron a un sector vip de comida buffet para que almorzaramos. Comí cerros de sushi y cosas deliciosas y estabamos felices comiendo todos piola cuando vemos la puerta del lugar y venía llegando Sonic Youth. Brígido. Después de conversarlo, decidimos pedirles una foto grupal con todos para no molestarlos tanto.

A Kim me dio miedo ir a hablarle, la encuentro demasiado seca y se veía muy seria. Solo le saqué esa foto paparazzeada y nada más.

Después vimos Sonic Youth, al hijo de Bob Marley, unos dj del escenario electrónico, Crystal Castles (que me cargó), Snoop que me pareció lo máximo y quedé pa la cagá cuando tocó la Gin & Juice, mi canción favorita de la adolescencia. Wow, es como una meta cumplida en mi vida jajaja! Después se fueron todos mis amigos pero yo me quedé igual escuchando a Stone Temple Pilots que tocaron súper poco. Tocaron todos los hits que quería escuchar, menos Sour Girl que es mi canción favorita de ellos pero es muy emo como para tocarla en un festival, así que ya sabía que no la iban a tocar. Después me transformé en una groupie y aproveché mi credencial de artista para intentar acercarme lo más posible a los camarines y ver de cerca a Scott Weiland. Lo logré, estuve al lado de él pero no logré la foto ganadora. Después un guardia me echó y me trató como un perro sarnoso del infierno y me hizo salir del Club Hípico por un lado muy X donde me quedé sola con los vendedores ambulantes. Bacán. Un taxista se apiadó y me trajo a casa, y todo volvió a ser bueno.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: